Buscar este blog

Cargando...

jueves, 29 de noviembre de 2012

Mi responsabilidad

Ya sé que tiene siglos que no escribía nada. Y la razón es que me metí a participar en un grupo de teatro musical. No sé si es eso, o que estoy tratando de dejar de culpar a los demás y sobre todo a mis padres de mi situación. El caso es que estoy bien, a pesar de estar en un trabajo al que no le encuentro el sentido, ahora hago algo que me encanta, que es el teatro musical y eso llena mi vida de momento y me da una razón para seguir. No me deja tiempo para lamentarme y quejarme.
Sigo escribiendo, pero ahora estoy escribiendo otro tipo de novela más realista  y me doy cuenta de que en cuanto empiezas a hacer cosas que te gustan la fama y el reconocimiento cobran menos  importancia. Sí,  me sigue fastidiando en alguna medida mi trabajo. Pero ahora le veo utilidad, al menos me sirve para pagarme las clases de teatro, de danza y de música. Las correcciones de mis manuscritos y alguno que otro viaje.
No me puedo quejar así que hoy escribo, pero no para quejarme y hasta estoy pensando cambiar el color del blog. Aunque el negro me sigue pareciendo apropiado.
En fin no sé si alguien me lea. Pero si alguien lo hace ¡¡¡Gracias!!!

martes, 18 de septiembre de 2012

Déficit de atención

Ayer estaba viendo un programa que en Barcelona es muy popular y  serio. Se llama “30 Minuts” y siempre tocan temas de actualidad.  Esta vez la trama eran los niños con déficit de atención y dislexia. Lo que me pareció terrible, fue la forma en la que abordaron el “problema” diciendo que se había de  descubrir, diagnosticar, y desde luego medicar a estos niños “problemáticos”.
 En primera  me parece que vamos cómo veinte años atrasados, en relación con varios países en los que se ha visto los efectos negativos de este tipo de medicación.  En concreto del Ritalín, aunque hay muchos otros medicamentos  similares igual de nocivos,  ya en muchos  países se evita drogar a los niños.
Lo que pasa, es que el problema en realidad  son los padres intolerantes, con poco tiempo y menos información, las escuelas inflexibles que crean ladrillos autómatas en la pared en vez de personas, la sociedad consumista  y desde luego las farmacéuticas avariciosas.
Habría que ser más consientes y darnos cuenta que no todos los niños son iguales y no todos sirven para lo mismo. Pero muchas escuelas pretenden crear autómatas que se estén quietos en clase, que hagan exactamente lo que se les dice y que no le den problemas a los profesores.  Los padres no tienen tiempo suficiente para  sus hijos y los niños pasan muchas horas en el colegio. En comparación con otros países, España es uno de los que más tiempo están los niños en el colegio. Pasan entre ocho y diez horas en el las instalaciones educativas. Sí, desde luego que tienen menos horas lectivas que eso, de cuatro a cinco más o menos. Pero mi punto es que pasan demasiadas horas fuera de casa. Los profesores quieren niños que se estén quietos, sentados y atentos. Si el niño se sale de esos parámetros, les da problemas. Entonces no les va bien tener un niño así en su aula.  Y cómo no, hay una pastillita que es una droga, ni más ni menos, que los atonta y hace que durante varias horas, se puedan estar tranquilos en un mismo lugar.
Lo que no se dan cuenta, es que más que una solución, es un problema. El Ritalín inhibe el cerebro. Tapa ciertos neurotransmisores y es peligroso. Hay casos en los que ha provocado la muerte de quien lo consume. Aunque lo normal es que te quite el apetito y te haga sentir más cansado y apático que de costumbre, lo sé porque a mí me la dieron de pequeña. El daño en realidad para la mayoría de las personas es a largo plazo. Crea adicción y es una sustancia que tu cuerpo definitivamente no necesita. No es cómo una vacuna, que si te la ponen evita que te enfermes, o cómo un antídoto que te cura de alguna bacteria. El Ritalín no cura nada, únicamente te droga y te deja atontado por varias horas. Ya en otra entrada en este blog hablo de lo nociva y peligrosa que es esta droga. Lo adjunto por si a alguien le interesa.
De hecho creo que esta sociedad abusa de las pastillas y las drogas. Estoy de acuerdo en que la medicina ha avanzado y hay que aprovecharla, pero muchas de las pastillas que tomamos son basura química que metemos en nuestro cuerpo y que más que beneficiarnos nos hace daño a la larga.
En mi opinión todo esto del TDAH es un invento de las farmacéuticas para catalogar a niños que tienen otras aptitudes que las de estudiar y así poder vender sus drogas. No sé si muchos padres saben, que el Ritalín está catalogado igual que la cocaína.  Pero esto no lo dice ni el médico ni la prescripción.
Lo que pasa es que me doy cuenta que para muchos padres el que diagnostiquen a sus hijos con déficit de atención, es un gran alivio. Muchos padres al decirles que su hijo tiene una "enfermedad" descanzan. Porque es cómo darle una justificación. Entonces sus hijos no son ni tontos, ni malos, simplemente están enfermos. Pero si profundizaran se darían cuenta de que no son ni tontos, ni malos y que tampoco están enfermos, que son simplemente diferentes a los demás y que si tuvieran un ambiente apropiado, podrían desarrollarse plenamente. Pero las instituciones los rechazan y los marcan por esta diferencia. Y eso es un problema porque nos han enseñado siempre, que la educación escolar es lo más importante, cuando en realidad el sistema educativo está anticuado y no es apto para todos. No son los niños los que no son capaces. Es la educación cerrada de las escuelas la que no se adapta a todos los niños.
El problema es que no hay muchas escuelas alternativas y las que hay suelen ser privadas y caras. Para una familia de clase media normal, en la que ambos padres trabajan, lo más sencillo es llevar a sus hijos al colegio público que les quede cerca. Porque es lo más cómodo  y barato. Lo que pasa es que no es lo más adecuado para ciertos niños que son más inquietos y necesitan otro  tipo de educación. Muchas veces los profesores y las instituciones amenazan con que si no se medica al niño lo echarán de la escuela. El panorama es bastante desalentador.
¿La alternativa?
La educación en casa es primordial, pasar tiempo con los niños. Sí, la sociedad nos obliga a llevaros a la escuela y no nos da muchas opciones. Pero si  nos tomamos el tiempo para estar con ellos, de educarlos, escucharlos, quizás que vuelvan a comer a casa. Les damos su espacio y los respetamos, puede que respondan mejor que con gritos, violencia e indiferencia. El tener tiempo  para dedicarles y darles  la libertad que necesitan, para jugar, crear y desarrollarse. Darles una buena alimentación,  que es esencial para el buen desarrollo de cualquier ser humano. A veces un buen psicólogo ayuda bastante.
Pero sobre todo estar atentos, porque los niños que tienen otras aptitudes, quizás no sirvan para estar muchas horas sentados en un aula. Pero pueden tener dones maravillosos que podríamos no estar considerando y peor aún inhibiendo con drogas y actitudes negativas y ese genio en potencia podría convertirse en algo  muy negativo, por no haberle dedicado  suficiente tiempo y amor. Cualquier alternativa positiva, es mejor que drogar a nuestros niños.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Spam de visitas en mi blog

Ayer descubrí que la persona que se mete desde Rusia a mi blog, en realidad no es una persona. Que es un virus, un error,  o un bug del sistema. Lo descubrí, porque me metí en la página desde la cual recibo la mayoría de las visitas a ,  se ve, que se mete en todos los blogs y genera spam. Lo más triste es que casi todas las visitas que he recibido son de este error que se contabiliza cómo si alguien entrara en tu blog, pero en realidad no lo hace.

Esto  mismo les pasa a muchas otras personas con Blogspot y el chico del video dice que no es el responsable y que más bien es un error del sistema que genera estas visitas fantasmas a todos los blogs de la web o al menos a todos los de blogspot.

Dejo aquí también el video en el que él explica que no sabe cómo sucede esto y se disculpa con los afectados.  youtube.com/watch?v=IFM90sBvCC­o&list=UUVdtW2E4vwvf8yh4FY5us9­A&index=0&feature=plcp

En fin que mi blog no tiene tantas visitas cómo yo creía. Pero bueno al menos hay que verlo por el lado positivo. Durante un tiempo creí que tenía gente leyéndome en Rusia y eso quieras que no te sube la moral. Al menos hasta que te das cuenta que no es verdad.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Posterous

Hoy la verdad es que estoy teniendo un día de esos pesados y difíciles. Pero este sitio http://posterous.com me ha animado bastante.

Es un sitio desde dónde puedes sincronizar todas tus páginas, facebook, Twiter, blog etc y ordenarlo todo. Y ya que sigo ordenando mi vida, pues me ha venido bastante bien. Estoy encantada de haberlo encontradoy poder sincronizar todas mis cuentas.

En esta página viene la explicación de cómo se hace.

martes, 4 de septiembre de 2012

Orden y limpieza



He decidido hacer orden y limpieza en mi vida. Pero, debido a que el orden mental es un poco más difícil de conseguir. Voy a empezar con las cosas materiales.

A lo largo de la vida vamos acumulando miles de cosas que luego no nos sirven o no usamos. Dicen que también vamos acumulando ideas y conceptos, que algunos, llaman basura emocional. Lo que pasa es que para mí es más fácil deshacerme de lo tangible, que de los pensamientos que me sobran. Porque en realidad muchas veces, ni siquiera, soy consciente de que me sobran.

Pero lo material sí que me doy cuenta que me estorba y que alguien más lo podría utilizar. Hay cosas que son basura, no hay duda. Pero muchas otras, que están en buen estado, se pueden reutilizar.

Para empezar, removí todo lo que tenía en armarios, cajones y libreros y me quedó la casa más desordenada de lo que estaba. Pero poco a poco voy a ir separando las cosas que utilizo, la que no utilizo pero pueden ser utilizadas por otros y la basura, que hay que reciclarla.

Encontré estas dos páginas:

                 ·
http://www.reutilizadme.com/

Aquí puedes ofrecer todo lo que no te sirve que le podría servir a otros.

                · http://www.bookcrossing-spain.com/

Esta página me encantó, porque es cómo un juego. Tú dejas los libros que ya hayas leído libres, en un parque, un banco o una estación de tren. Primero los registras, les pones una etiqueta y si alguien los encuentra, te puede poner un comentario. Y lo mejor es que mis libros podrían viajar por el mundo y no estarán llenándose de polvo en el librero.

Me doy a mi misma un mes para deshacerme con conciencia de lo que no utilizo. En un mes volveré a escribir para compartir mis reflexiones al respecto.

viernes, 31 de agosto de 2012

Equilibrio



Me gusta la casa de la playa, es mi refugio. Es ese sitio en mi mente, al que puedo ir siempre que lo necesito y aunque haya tormenta, allí está ella y siempre me recibe, llegue en el estado que llegue. Con las dudas con heridas en el alma o en la piel y ella es la única que sabe cómo curarlas de verdad, y lo que significan. Allí puedo ser yo misma sin ataduras. Soy libre y estoy a salvo de todo. Allí nada ni nadie puede dañarme.

¿El miedo? Si, supongo que el miedo es parte de mí y no es algo negativo necesariamente. El miedo en su justa medida puede resultar bastante positivo. Pero, cómo todo en esta vida, tienes que encontrar el balance. Sin miedo seguramente la humanidad se acabaría. Ya que el temerle a la muerte nos mantiene vivos.

Y esto del balance, me confronta bastante, porque no es fácil, me choca. Pero es una de esas reglas universales que hay que seguir quieras o no. Y si no lo haces, tú misma. Si, tú misma, sabes que no puede ir bien, porque aunque no lo entiendo a la perfección, sé que todo tiene su justa medida y para que las cosas vayan bien, el encontrar el equilibrio es necesario. Esto te obliga a estar siempre alerta a reflexionar, a pensar y a veces da bastante trabajo hacerlo.

Es cómo cuando conoces a un chico, la mayoría de las veces se llega a un punto en que hay que conciliar ciertas cosas; ya sea si estás demasiado presente, que él te llega a alucinar. O tal vez, estás demasiado ausente y entonces él se va con otra, porque cree que tú no estás interesada. O puede ser que estés tan enganchada de él, que deje de un lado a las amigas y ellas te lo reclamen. Y al revés, que tus amigas te absorban de tal manera, que él se sienta abandonado. Aunque parezca vano el ejemplo, no lo es y en toda relación sea cual sea, llega un punto en el que si no se llega a equilibrar las cosas vas cómo en una montaña rusa de emociones que ya no sabes cómo parar.

Con los padres para llegar a una relación sana en la que no haya sumisión o represión y tiranos de cualquiera de las dos partes, también se tiene que llegar a un consenso. Y no hay una receta y lo que funciona para unos no funciona para otros y cada cabeza es un mundo. Lo peor es que hasta el control hay que balancearlo, no se puede controlar y estar en tensión por todo, hay que fluir pero entonces tampoco hay que dejarse llevar demasiado por las situaciones porque entonces te pierdes.

Esto es una de las verdades que me ha enseñado la vida. Aún no sé cómo enfrentarla. Porque cómo dije, es una regla que aún no comprendo del todo. Y sí, yo creo que las reglas son para saltárselas, para romperlas, pero únicamente puedes hacerlo cuando la conoces y definitivamente no es mi caso. Además hay tantas áreas en la vida y en todas tiene que existir el dichoso balance que no se hace nada fácil. Cabe mencionar que en algunas áreas lo llevo mejor que en otras, si no me volvería loca pero lo de equilibrar las emociones aún no se me acaba de dar del todo.

Dicen que meditar ayuda, pero tampoco sé meditar, o al menos, no cómo los iluminados y aún no he encontrado al maestro que me enseñe a hacerlo. Así que hasta que aprenda y meta a mis emociones en cintura seguiré en mi rollercoaseter emocional personal.

miércoles, 29 de agosto de 2012

De las várices

Las tiene mi madre y se supone que yo las heredé. La verdad es que nunca las he tenido tan marcadas cómo ella. Pero tampoco me gusta tenerlas, porque las várices han marcado su vida. Siempre tiene que llevar unas incómodas y antiestéticas pantimedias elásticas especiales que según esto, hacen que le circule la sangre. Se inyectó de joven para matar las venas y mejorar su aspecto. Pero le salieron más, aparte de contarme que las inyecciones eran especialmente caras y dolorosas. Además no acaban con el problema. Al inyectarlas, secan la vena y evitan que se vea. Pero entonces le comenzaron a salir venitas varicosas por otros lugares, agravando más el problema. Al tener que llevar las medias siempre, pasa mucho calor y eso es pésimo para la circulación, además de que llevar pantimedias ajustadas, puede ser un alivio temporal para sus piernas, pero a la larga también hacen más grave el problema. Ahora se ha vuelto esclava de las pantimedias. Si un día no se las pone, lo pasa muy mal y se siente muy molesta.

Louis Hay en su libro “Tu puedes sanar tu vida” dice que ninguna enfermedad es hereditaria, pero que si estás predispuesta a que te de, o repites los mismos patrones que tus padres serás más propensa a tener la enfermedades que se dicen hereditarias. De las varices específicamente dice que el que las padece “Está en una situación que le disgusta. Desánimo. Sensación de exceso de responsabilidad y de trabajo.” Ella propone sanar el cuerpo a través de afirmaciones positivas y para esta situación en concreto propone la siguiente frase. “Me encuentro en la verdad y vivo y actúo con alegría. Amo la vida y circulo libremente.”

Yo definitivamente me encuentro en una situación laboral que me desagrada. Y sí, hice las afirmaciones un par de veces, pero no es cómo las palabras mágicas que hacen que las varices desaparezcan milagrosamente. Puede que parte de mi lo deseara, pero no fue así. No sé si hay que hacerlas toda la vida obsesivamente cómo disco rayado. Una vez fui a un seminario y me dijeron que la manera correcta de hacer las afirmaciones era escribirlas en una libreta 30 veces al día durante un mes. Pero que en la hoja izquierda de la libreta tenías que poner la afirmación y en la parte derecha lo primero que te viniera a la cabeza al escribirla. De esta manera tendría dos páginas, en una, la afirmación y en la siguiente tus reflexiones e ideas de la afirmación.

Lo hice y he de confesar que no fue un mes, fueron 2 semanas. Pero no le vi mucho sentido a hacerlo; me quitaba tiempo, me dolía la muñeca al hacerlas y me sentía cómo cuando era niña y mis padres me ponían a hacer líneas de “debo ser buena” . Tal vez tendría que hacerlo de verdad por un mes para ver si de verdad funciona o simplemente es un gasto de tinta papel y tiempo (cómo creo que es). Lo haré y el próximo mes haré otra entrada, diciendo si me ha funcionado o no.

Lo que sí he cambiado en mi vida para mejorar la circulación de mis piernas es lo siguiente:


1) Ahora me visto de forma más cómoda. Me di cuenta de que muchos pantalones me apretaban de la parte de detrás de la rodilla, en la articulación por lo cual me deshice de todos los pantalones que me rozaran. Opte por ponerme mayas cómodas faldas y leggins de algodón. Sobretodo ninguna prenda que me apartara o que me hiciera sentir incómoda. Obviamente los zapatos que uso de diario son bajos y anatómicos, que me sostienen y se ajustan bien al pie. Nada de cinturones ni telas sintéticas.
El cambio de guardarropas lo fui haciendo poco a poco y en mi armario ya casi no quedan prendas ajustadas, sobretodo de las piernas. Sí, conservo algunos pantalones formales que no son lo más cómodo que hay, pero van muy bien para entrevistas de trabajo y esas cosas a las que hay que ir más formales.

2) Intento comer lo más sanamente posible. Desayuno avena con soja y frutos secos. A media mañana me tomo una tortitas de arroz biológicas. En la comida procuro siempre tener ensalada y alguna plancha, de preferencia pescado o carne blanca. Por eso de las proteínas. De cenar procuro que no sea muy copiosas las cenas, porque además de todo tengo reflujo. Por lo general una pieza de pescado o sushi, que me encanta, y un yogurt.

3) Intento tomar agua todo el día. Tengo una compañera de trabajo con la que hemos hecho un pacto. Cada vez que ella o yo nos acordemos de beber le decimos a la otra y de esta manera bebemos más cada día.

4) Tomo al menos una vez al día una infusión de cola de caballo. Por lo general a media mañana con las tortitas de arroz. La infusión que más me gusta es la de Hornimans que se llama infudren. El sabor es muy bueno. La tomo sin azúcar y aún asé el sabor es buenísimo y se supone que ayuda a la circulación, aunque definitivamente no es mágica.

5) Cuando llego a casa pongo las piernas en alto y les hago un masaje con alguna crema especial. He probado varias pero las que más me gustan son la de algas marinas de Goicochea y el aceite de abedul de Weleda. Esto es lo que me cuesta más trabajo hacer, pero lo he introducido en mi rutina poco a poco. Ahora ya es tan rutinario que ya no se me olvida.

He hecho seguido estas pautas a lo largo de un año y a pesar de que no puedo decir que hayan desaparecido del todo, pero sí definitivamente no me han salido nuevas y las que tenía sí que se han disminuido. Sobretodo ya no tengo tanta pesadez cómo antes en las piernas, las siento más ligeras.

En cuanto haya probado si las afirmaciones hechas a diario durante un mes funcionan, o no, lo pondré.